Contra el INE

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Principios de Morena: 2. Respetar… la Constitución, las leyes, las instituciones que de ella emanen”. ¿Y por qué no lo hace el señor presidente?

Mis muy queridos Lectores Cuatro y Medio, me parece que entiendo muy bien la causa de la polémica sobre “las mañaneras” de López Obrador. Y es ésta: “al diablo las instituciones”.

Lo que no entiendo es que haya quien se ponga de parte de Amlo, en contra de la ley. Sin necesidad de mucha palabrería, recordemos lo que manda el Artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales:

Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales, y hasta la conclusión de las jornadas comiciales, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia

Y si no basta, que lo diga el Artículo 128 Constitucional, párrafo octavo: “La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.”

Y hasta los ciegos, porque lo oyen, y hasta los sordos, porque hay un recuadro traductor, entienden que “las mañaneras” son una promoción evidente y descaradamente personalizada para el presidente Amlo, quien defiende en todo momento lo que hace y lo que afirma “con otros datos”, y promueve su gobierno al más alto nivel, simplemente porque él lo dice y por su autoridad, y también mediante voces de sus invitados, que siempre lo elogian y aceptan sus afirmaciones. Y, también, que están pletóricas de símbolos de su gobierno.

No, mis queridos Cuatro Lectores y Medio, no se trata de aplicar ninguna censura, ni es personal de Lorenzo Córdova ni del INE: es la ley, y sólo eso. Pero Amlo y sus secuaces insisten en mandar al diablo a las instituciones, y van contra Lorenzo Córdova y el INE, sólo porque tienen la obligación de apegarse a la ley. Seguiremos…